923: Review Filtro Irix Edge contra la contaminación lumínica

Filtro Irix Edge contra la contaminación en fotos nocturnas

Los filtros anti contaminación han estado presentes en la astrofotografía desde hace algunos años, pero ha sido ahora con el lanzamiento del filtro Irix Edge contra la contaminación lumínica que los fotógrafos tienen acceso a una herramienta que les permita hacer fotos increíbles al instante. Ahora los fotógrafos de paisaje nocturno también lo tenemos muy presente.

Para los astrofotógrafos y fotógrafos nocturnos, luchar contra las luces que desprenden las bombillas de las ciudades, que estas no plasmen dominantes y que estas luces ofrezcan un contraste no deseado tanto del cielo como de los objetos a retratar, siempre ha sido un reto.

Irix Edge filtro de contaminación lumínica

  • ¡Novedad! Evita efecto amarillento en fotos nocturnas
  • Fidelidad de color de la escena durante la noche
  • Diseñado con vidrio óptico de gran calidad
  • Mejora el contraste y la nitidez de tus fotografías
  • Diámetros disponibles de 67, 72, 77, 82 y 95mm

 

Dominantes de color como problema principal

Las ciudades se han estado iluminando muchos años con bombillas incandescentes. Un tipo de bombilla que todos conocemos y que se componía de un filamento de tungsteno que se calentaba mediante la corriente para poder producir luz.

Este tipo de bombilla ya no existe en muchas ciudades y pueblos, puesto que consumen mucha energía y producen poca luz con respecto a las bombillas de última generación y así dar paso a luces de neón o fluorescentes, halógenas o luces LED, que al contrario de las incandescentes dan más luz con un menor consumo.

Todas ellas dan dominantes de color, temperaturas más frías o más cálidas según el tipo de bombilla que estén usando y éstas dominantes van a influir directamente en nuestra fotografía nocturna, ya sea, en el centro de la ciudad o en el campo a kilómetros de ciudades o pueblos.

Ejemplo contaminación lumínica en RAW

Por qué usar el filtro Irix Edge contra la contaminación lumínica

Hoy en día, en la era digital es más fácil corregir las dominantes de color de las imágenes con técnicas como el revelado y post procesado, pero perderemos información en muchos casos y toda la gama de color y contrastes que obtengamos en un archivo RAW siempre va a ser de más calidad para nuestro trabajo. Por eso el uso del filtro Irix Edge contra la contaminación lumínica se hace imprescindible.

Llevamos un tiempo trabajando con el filtro Irix Edge contra la contaminación lumínica, fabricado por esta marca de objetivos y filtros que en muy poco tiempo se ha convertido en un referente. Un filtro diseñado no solo para objetivo Irix 15mm f2.4, sino para cualquier objetivo que disponga de 67, 72, 77, 82 o 95 mm de diámetro frontal.

El objetivo del filtro Irix Edge contra la contaminación lumínica es capaz de mejorar el resultado de la fotografía nocturna, eliminando la contaminación lumínica producida por las ciudades.

Ejemplo de contaminación lumínica corregida mediante software.

Compensa tú mismo el balance de blancos y evita los automatismos

¿Quién no ha salido a fotografiar una escena nocturna y se ha encontrado en sus fotografías tonos amarillos o anaranjados debido al reflejo en las nubes y la atmósfera de la contaminación lumínica de la ciudades y pueblos?

Las cámaras réflex, permiten compensar las diferentes temperaturas de color en las escenas mediante los grados kelvin o también en automatismos de escenas. Los automatismos no suelen dar buen resultado a la hora de compensar la temperatura de color en fotografías nocturnas en la cámara y siendo mejor en este tipo de cámaras corregirlos en el revelado digital.

Antes de tener el filtro siempre hemos intentado compensar los grados kelvin de nuestra cámara, con la temperatura que teníamos en la escena o simplemente cambiando el balance de blancos mediante software en nuestro ordenador, pero desde que trabajamos con el filtro de contaminación lumínica de Irix, nos hemos dado cuenta de que es todo mucho más fácil y que el resultado es de muy alta calidad.

Cómo eliminar el tono amarillento con el filtro Irix Edge contra la contaminación

En este artículo os vamos a mostrar imágenes RAW donde podéis comprobar cómo se elimina la tonalidad amarilla que producen las luces cálidas de las ciudades y pueblos, además podréis ver cómo tiene que ser un elemento imprescindible en toda mochila de un fotógrafo nocturno.

También os mostraremos un ejemplo donde el filtro no es siempre lo recomendable, y es que ya son unas cuantas ciudades donde se usan luces LED, con temperaturas de color frías y donde el filtro no trabaja de igual manera debido al color ambiental. De igual forma, dado que tiene un tamaño compacto, siempre es recomendable llevarlo encima y probar en la escena a fotografiar.

1. Ten en cuenta la atmósfera de tu escena

No todos los lugares son iguales, puesto que la meteorología, la atmósfera o la hora de la noche, van a ser componentes fundamentales para probarlo y ver el efecto que nos produce en nuestra imagen.

En este ejemplo que os mostramos podréis observar dos imágenes con los mismos parámetros, imágenes sin revelar, ni procesar. Dos archivos RAW donde podréis observar la diferencia que hay en entre una fotografía con filtro y otra sin él. Las dos imágenes están tomadas solo con la diferencia que una tenía el filtro y otra no.

Fotografía sin filtro Irix Edge contra la contaminación


Foto con filtro Irix Edge

2. Cuida la configuración del equipo

A continuación mostramos esta fotografía, tomada sin ningún tipo de filtro y con un valor en la temperatura de color de 3800 grados kelvin. Con estos valores de configuración, estamos dando indicaciones de que en la escena predomina una temperatura de color cálida, debido a la iluminación de los pueblos cercanos.

Esta configuración nos va a servir, para compensar la dominante amarilla de la escena pero, aun así, los valores son altos y tendríamos que corregirla en el revelado digital.

Esta otra imagen fue tomada después, pero en este caso incorporamos el filtro Irix Edge anti contaminación lumínica.

3. Trabaja con filtros de calidad

El filtro circular anti contaminación de Irix, es muy cómodo y práctico a la hora de instalarlo. Simplemente con enroscarlo en la parte delantera de la lente podremos empezar a trabajar con él. Es muy importante que estos filtros sean de máxima calidad.


El filtro Irix, pertenece a la serie súper endurance, que lo hace mucho más resistente, lo que supone un aliciente, debido a las condiciones de poca luz en las que se suele trabajar en fotografía nocturna. Posee una cobertura anti reflejos que evita la aparición de destellos y está construido con un recubrimiento “nano” que repele el agua y el aceite.

Nuestras impresiones son muy favorables. Los colores obtenidos están más definidos y con mucho mejor contraste, acercando mucho más la imagen a la temperatura de color real de la escena, haciendo que el trabajo en el revelado digital o post-procesado de la imagen sea más fácil.

4. Evita los días con niebla

Tenemos que tener en cuenta que no todas las localizaciones son iguales.

Si hay nubes y bruma o si la atmósfera está limpia, también es importante el tipo de luces que se han instalado en la ciudad o pueblo más cercano. Todos estos son ejemplos que nos permitirán saber si el filtro anti contaminación lumínica será efectivo o por el contrario, tenemos que prescindir de él.

Sin filtro Irix Edge


Con filtro Irix Edge

5. Detecta las dominantes azules

Hoy en día, por el ahorro energético, se están instalando luces LED que consumen menos energía, pero que nos puede dar dominantes demasiado azuladas o frías en la imagen y con este tipo de iluminación no es recomendable trabajar con el filtro de contaminación lumínica.

Os dejamos dos fotografías realizadas en una localización de la Toscana italiana con la misma temperatura de color. Detrás de estos cipreses milenarios se encuentran pueblos con diferentes tipos de iluminaciones.

Realizada con filtro Irix Edge


Tomada sin filtro Irix Edge

Como hemos dicho al principio, no sabemos realmente qué nos vamos a encontrar cuando lleguemos a la localización.

En la mayoría de ocasiones nos encontraremos situaciones en las que la contaminación lumínica nos restará contraste y nos dará un tono amarillento a la imagen siendo muy efectivo este filtro, pero también nos podemos encontrar en situaciones donde la luz sea más fría y no tenga tanto efecto. Aun así se hace un elemento imprescindible en nuestra mochila.

Si has realizado alguna vez fotografía nocturna, ya sea con filtro o sin él, nos encantaría que la compartieras con nosotros 🙂

Escrito por Fran Ros

Nací en Sevilla en 1976. A los 7 años cambié mi residencia a Madrid.

La fotografía me gusta desde siempre, pero seguramente fue de la mano de mi Zenit 12Xp, un 52mm Helios y un 300mm f4 donde me di cuenta que más que un hobby, tengo una pasión. Formado en Fotografía Digital por uno de los mas prestigiosos fotógrafos Nikon (Ralf Pascual), continuo mi formación con el revelado y procesado digital. Fotógrafo Paisajista de Naturaleza y Fotografía Nocturna, especializado en uso de filtros, composición de paisaje y edición digital. Siempre con un destino en mente, ya sea en nuestro país o a 12 horas en avión de casa, la fotografía de paisaje extrema es una de mis principales pasiones. Actualmente formo parte de Lafphotography, proyecto destinado a la formación de futuros fotógrafos en el campo de la fotografía de paisaje natural, urbano y fotografía nocturna, así como enseñanza de técnicas de revelado y procesado digital.

Foto24
02/08/2019




543: Cabeça articulada Gloxy Z

 
Já vem a caminho. Uma mais valia para manobrar câmaras fotográficas sobre rótulas e tripés.

  • Cabeça articulada de dois eixos
  • Obtenha movimentos e posições inimagináveis
  • Ideal para vídeos ou fotografia
  • Consiga ângulos impossíveis com uma cabeça normal
  • Fácil de configurar, sem botões ou pressões
  • Com uma capacidade de carga de até 3 kg

A nova cabeça articulada Gloxy Z traz inovação ao seu trabalho, obtendo maior liberdade de movimento sem a necessidade de articulações esféricas caras, apenas com seu sistema de articulação, que permitirá maior versatilidade, combinada numa cabeça compacta.


Características:

  • Cabeça articulada Gloxy Z com dois eixos de articulação
  • Consegue posições impossíveis com outras cabeças
  • Pode colocá-lo no seu tripé, slider ou qualquer estabilizador
  • Também pode trabalhar em superfícies planas, sem a necessidade de um tripé
  • Conexão de rosca inferior para tripé de 1/4″ e 3/8″
  • Também possui conexões laterais para integrar outros acessórios
  • Uma conexão com rosca de 1/4″ para a sua câmara que permite uma configuração livre
  • Possui borracha antideslizante na parte da câmara e no fundo para uma óptima aderência
  • Posicione a sua câmara verticalmente, com angulação intermitente, ou até mesmo levante sua câmara
  • Feito de liga de alumínio, tem um corpo leve e compacto





[vasaioqrcode]

[SlideDeck2 id=1831]

[powr-hit-counter id=9dee8983_1532532015910]

See also Blog

539: Cómo fotografiar la superluna roja durante el eclipse total

 

– Este artigo encontra-se no original espanhol, fácil de interpretar mas que também pode ser traduzido pelo tradutor que se encontra na barra lateral direita deste Blogue.

Este año no podemos quejarnos en cuanto a fenómenos astronómicos interesantes se refiere, y es que si ya pudimos observar un eclipse de sol el pasado 20 de marzo, ahora nos toca anotar el 28 de septiembre en el calendario para no perdernos otro acontecimiento espectacular: una superluna roja. Es decir, tendrán lugar al mismo tiempo una superluna y un eclipse total de Luna. ¿Te animas a fotografiar este raro y curioso evento? Sigue nuestras recomendaciones y obtendrás excelentes resultados.

Qué son la superluna y la luna roja

Antes de explicarte cómo fotografiar la superluna roja durante el eclipse total, conviene aclarar en qué consiste cada acontecimiento, ya que según la propia NASA es “extremadamente raro. Se trata de la primera vez desde el año 1982 que coinciden estos dos fenómenos y no volverá a suceder hasta 2033”.

El término “superluna” se refiere al efecto que se produce cuando la Luna llena se encuentra en uno de sus puntos más cercanos a la Tierra, donde su diámetro puede parecer hasta un 14% más grande de lo habitual y su aspecto más brillante. Esto se debe a que la trayectoria de la Luna no es circular sino elíptica, y su centro no es el mismo que el de la Tierra, habiendo una diferencia de 50.000 kilómetros entre su posición más lejana (apogeo) y la más cercana (perigeo). Por eso, cuando hay Luna llena en el perigeo se conoce como superluna.

Comparación de luna promedio (izquierda) y superluna (derecha)

Por otra parte, el fenómeno “luna roja” o “luna de sangre” se produce durante los eclipses totales de luna, cuando la Tierra se encuentra entre la Luna y el Sol y los tres cuerpos celestes están perfectamente alineados.

De esta manera, la Tierra bloquea los rayos solares provenientes del Sol y se produce un cono de sombra que oscurece por completo al satélite, también conocido como umbra. El característico color rojizo de la luna durante un eclipse total se debe a la refracción de la luz solar en las partículas de polvo que hay en la atmósfera.

Ahora entenderás que la peculiaridad del acontecimiento del 28 de septiembre es la coincidencia de ambos fenómenos: una superluna roja. También podemos llamarlo eclipse total de superluna, ya que es una luna roja a una distancia más pequeña de lo habitual. Este vídeo de la NASA lo explica todo de forma muy visual:

Cómo fotografiar la superluna roja durante el eclipse

Al contrario que los eclipses solares, observar un eclipse lunar no entraña ningún peligro para nuestros ojos y se puede ver a simple vista sin problemas, con prismáticos o un telescopio. Pero si lo que quieres es fotografiar la superluna roja, debes tener en cuenta los siguientes consejos. ¡Toma nota!

Prepárate a tiempo para la hora del eclipse

Tenemos la suerte de que esta superluna roja será visible en toda España, con lo que, si las condiciones atmosféricas acompañan, podremos observarla todas sus fases. Revisa el horario del eclipse para programar la sesión con suficiente antelación y capturar las imágenes que más te interesan.

Fases del eclipse
Madrid (GMT+2)
Inicio Fase Penumbral 02:12
Inicio Fase Parcial 03:07
Inicio Eclipse total
04:11
Máximo del eclipse 04:47
Fin Eclipse total
05:23
Fin Fase Parcial 06:27
Fin Fase Penumbral 07:22

Cada fase del eclipse significa que la luna está en una posición diferente:

  • Inicio Fase Penumbral: la luna empieza a tocar la zona de penumbra.
  • Inicio Fase Parcial: la luna empieza a tocar la zona de umbra.
  • Inicio Fase Total: la luna está dentro de la zona de umbra.
  • Máximo del Eclipse: la luna está en el centro de la zona de umbra.
  • Fin Fase Total: la luna está a punto de empezar a salir de la zoma de umbra.
  • Fin Fase Parcial: la luna sale totalmente de la zona de umbra.
  • Fin Fase Penumbral: la luna sale totalmente de la zona de penumbra.

Eclipse da Lua em Lisboa:



Busca una localización adecuada

Para hacer fotos de un eclipse lunar no necesitas alejarte de las luces de la ciudad como si fueras a hacer fotografía de estrellas, aunque es recomendable ir a un lugar alto o alejado de la contaminación lumínica para evitar posibles aberraciones ópticas creadas por la luz directa. Una escapada al campo o a la montaña, o incluso una azotea serán buenos sitios desde los que capturar la superluna roja.

Foto: Tim Kelley


Usa un teleobjetivo

Para conseguir fotos espectaculares de la superluna roja a todo detalle vas a necesitar un teleobjetivo del mayor rango focal posible. Cuanto mayor sea la distancia focal, más podrás acercarte a la superficie lunar y más grande parecerá en tus fotos. Los súperteleobjetivos Samyang 500mm, 800mm y 650-1300mm magnifican los sujetos distantes y los acercan, lo que los convierte en ideales para astrofotografía.

Canon EOS 760D com super-tele-objectiva 650~1300mm e conversor Dörr 2x (1300~2600mm) instalados sobre uma montagem equatorial SW EQ3-2 (minha configuração)


Adapta los tiempos de exposición

Lo más complicado de fotografiar la Luna es que se está moviendo todo el tiempo, y a medida que se va produciendo el eclipse también su superficie se va oscureciendo. Esto significa que cada vez vas a necesitar tiempos de exposición más largos y que tendrás que ir adaptándote con cuidado según las circunstancias.

Para no dejar lugar a la improvisación y echar a perder la oportunidad de fotografiar la superluna roja, practica los días previos cómo cambiar rápidamente la velocidad de obturación de tu cámara. A la hora de la verdad, juega con velocidades partir de 1/125, pero ten cuidado con tiempos de exposición largos porque corres el riesgo de capturar el movimiento de la Luna y que esta se vea como una mancha borrosa en medio de la oscuridad.

Foto: Steve Jurvetson

Adaptar la velocidad de obturación también implica cambios en la sensibilidad ISO para compensar la exposición y evitar que salga ruido en la imagen. Puedes empezar con una ISO 100 e ir subiendo con cuidado. Una apertura f/8 está bien para empezar, te proporciona una buena profundidad de campo para captar los detalles de la Luna.

Enfoque manual

Para conseguir el mayor nivel de detalle, tienes que enfocar de forma manual al infinito. Ayúdate del Live View de tu cámara para cerciorarte de que los detalles de la superficie de la Luna están bien enfocados.

Utiliza un trípode y un mando a distancia

Para que la superluna roja salga perfectamente nítida es imprescindible el uso del trípode, ya que puede soportar el peso del teleobjetivo acoplado a la cámara y mantener la imagen estable, cosa que sería muy complicada con la cámara a pulso.

El trípode Gloxy GX-T6662A es una magnífica opción a tener en cuenta debido a su económico precio, su nivel de burbuja para obtener imágenes perfectamente niveladas y su gran capacidad de carga de hasta 10kg, perfecto para soportar teleobjetivos grandes y pesados.

Para este tipo de captação de imagens, nada como instalar a câmara e a tele-objectiva num rail com rótula hidráulica que, por sua vez, serão acoplados a uma montagem equatorial que oferece movimentos lentos e precisos. A imagem acima é um tripé Genesis ABT com cabeça de vídeo SIRUI + rótula panorâmica Genesis + rail SIRUI com uma rótula de bola para equilibrar o peso dianteiro do equipamento. Os pesos da SW EQ3-2 instalados no gancho da coluna central do tripé, ajudam a estabilizar o conjunto.

El temporizador de la cámara o un mando a distancia también te ayudarán a reducir las posibles vibraciones que se producen a la hora de apretar el disparador. El mando inalámbrico Gloxy METi se puede utilizar a una distancia de hasta 5 metros sin cables, tiene avisos sonoros (que puedes desactivar si quieres) y una pantalla LCD que se ilumina, ideal para este tipo de situaciones.

Normalmente utilizo este disparador remoto Canon RS-60E3


… mas também utilizo um disparador wireless Meike MK-RC-6


Dispara en RAW

Como ya sabes, al disparar en RAW obtendrás fotos de mayor calidad que si dispararas en JPEG directamente y, sobre todo, te asegurarás de tener un mayor margen para corregir la exposición de tus tomas.

Crea una secuencia

Además de capturar a la superluna en pleno eclipse, también puedes darle un toque original a tus fotos creando una secuencia con las diferentes fases del eclipse. Para ello, solo tienes que hacer una foto cada cierto intervalo de tiempo en función del número de lunas que quieras incluir en tu montaje final, e integrarlas en una única imagen con un programa de edición.

Foto: The National Guard

Fotografiar una superluna roja como la del 28 de septiembre es una oportunidad entre pocas, por lo que si quieres conseguir buenos resultados puedes ir practicando estos días y perfeccionar tu técnica haciendo fotos de la Luna. ¡No pierdas la ocasión!

Foto 24

Esta tele-objectiva é uma Samyang 500mm com un conversor Dörr 2x (1.000mm) que também faz parte dos meus equipamentos fotográficos




[vasaioqrcode]

[SlideDeck2 id=1831]

[powr-hit-counter id=54899067_1532443978209]

See also Blog

293: Cómo fotografiar la superluna roja durante el eclipse total

Sendo cliente de uma empresa espanhola do ramo fotográfico, recebo diariamente vários tipos de informação técnica e de novos produtos. Como o espanhol até é fácil de entender, não efectuei a tradução porque percebe-se bem o seu conteúdo. Apesar deste artigo ter sido inserido

Este año [NW: Setembro/2015] no podemos quejarnos en cuanto a fenómenos astronómicos interesantes se refiere, y es que si ya pudimos observar un eclipse de sol el pasado 20 de marzo, ahora nos toca anotar el 28 de septiembre en el calendario para no perdernos otro acontecimiento espectacular: una superluna roja. Es decir, tendrán lugar al mismo tiempo una superluna y un eclipse total de Luna. ¿Te animas a fotografiar este raro y curioso evento? Sigue nuestras recomendaciones y obtendrás excelentes resultados.

Qué son la superluna y la luna roja

Antes de explicarte cómo fotografiar la superluna roja durante el eclipse total, conviene aclarar en qué consiste cada acontecimiento, ya que según la propia NASA es “extremadamente raro. Se trata de la primera vez desde el año 1982 que coinciden estos dos fenómenos y no volverá a suceder hasta 2033”.

El término “superluna” se refiere al efecto que se produce cuando la Luna llena se encuentra en uno de sus puntos más cercanos a la Tierra, donde su diámetro puede parecer hasta un 14% más grande de lo habitual y su aspecto más brillante. Esto se debe a que la trayectoria de la Luna no es circular sino elíptica, y su centro no es el mismo que el de la Tierra, habiendo una diferencia de 50.000 kilómetros entre su posición más lejana (apogeo) y la más cercana (perigeo). Por eso, cuando hay Luna llena en el perigeo se conoce como superluna.

Comparación de luna promedio (izquierda) y superluna (derecha)

Comparación de luna promedio (izquierda) y superluna (derecha)

Por otra parte, el fenómeno “luna roja” o “luna de sangre” se produce durante los eclipses totales de luna, cuando la Tierra se encuentra entre la Luna y el Sol y los tres cuerpos celestes están perfectamente alineados. De esta manera, la Tierra bloquea los rayos solares provenientes del Sol y se produce un cono de sombra que oscurece por completo al satélite, también conocido como umbra. El característico color rojizo de la luna durante un eclipse total se debe a la refracción de la luz solar en las partículas de polvo que hay en la atmósfera.

Esquema de un eclipse de LunaAhora entenderás que la peculiaridad del acontecimiento del 28 de septiembre es la coincidencia de ambos fenómenos: una superluna roja. También podemos llamarlo eclipse total de superluna, ya que es una luna roja a una distancia más pequeña de lo habitual. Este vídeo de la NASA lo explica todo de forma muy visual:

Cómo fotografiar la superluna roja durante el eclipse

Al contrario que los eclipses solares, observar un eclipse lunar no entraña ningún peligro para nuestros ojos y se puede ver a simple vista sin problemas, con prismáticos o un telescopio. Pero si lo que quieres es fotografiar la superluna roja, debes tener en cuenta los siguientes consejos. ¡Toma nota!

Prepárate a tiempo para la hora del eclipse

Tenemos la suerte de que esta superluna roja será visible en toda España, con lo que, si las condiciones atmosféricas acompañan, podremos observarla todas sus fases. Revisa el horario del eclipse para programar la sesión con suficiente antelación y capturar las imágenes que más te interesan.

Fases del eclipse
Madrid (GMT+2)
Inicio Fase Penumbral 02:12
Inicio Fase Parcial 03:07
Inicio Eclipse total
04:11
Máximo del eclipse 04:47
Fin Eclipse total
05:23
Fin Fase Parcial 06:27
Fin Fase Penumbral 07:22

Cada fase del eclipse significa que la luna está en una posición diferente:

  • Inicio Fase Penumbral: la luna empieza a tocar la zona de penumbra.
  • Inicio Fase Parcial: la luna empieza a tocar la zona de umbra.
  • Inicio Fase Total: la luna está dentro de la zona de umbra.
  • Máximo del Eclipse: la luna está en el centro de la zona de umbra.
  • Fin Fase Total: la luna está a punto de empezar a salir de la zoma de umbra.
  • Fin Fase Parcial: la luna sale totalmente de la zona de umbra.
  • Fin Fase Penumbral: la luna sale totalmente de la zona de penumbra.
Animación del eclipse total de superluna del 28 de Septiembre 2015

Busca una localización adecuada

Para hacer fotos de un eclipse lunar no necesitas alejarte de las luces de la ciudad como si fueras a hacer fotografía de estrellas, aunque es recomendable ir a un lugar alto o alejado de la contaminación lumínica para evitar posibles aberraciones ópticas creadas por la luz directa. Una escapada al campo o a la montaña, o incluso una azotea serán buenos sitios desde los que capturar la superluna roja.

Luna roja, por Tim Kelley

Foto: Tim Kelley


Usa un teleobjetivo

Para conseguir fotos espectaculares de la superluna roja a todo detalle vas a necesitar un teleobjetivo del mayor rango focal posible. Cuanto mayor sea la distancia focal, más podrás acercarte a la superficie lunar y más grande parecerá en tus fotos. Los súperteleobjetivos Samyang 500mm, 800mm y 650-1300mm magnifican los sujetos distantes y los acercan, lo que los convierte en ideales para astrofotografía.

Cómo fotografiar la superluna roja durante el eclipse total: súper teleobjetivo zoom Samyang 650-1300mm

Nota: Esta é uma das minhas tele-objectivas, compradas nesta empresa há cerca de dois anos.

Adapta los tiempos de exposición

Lo más complicado de fotografiar la Luna es que se está moviendo todo el tiempo, y a medida que se va produciendo el eclipse también su superficie se va oscureciendo. Esto significa que cada vez vas a necesitar tiempos de exposición más largos y que tendrás que ir adaptándote con cuidado según las circunstancias.

Para no dejar lugar a la improvisación y echar a perder la oportunidad de fotografiar la superluna roja, practica los días previos cómo cambiar rápidamente la velocidad de obturación de tu cámara. A la hora de la verdad, juega con velocidades partir de 1/125, pero ten cuidado con tiempos de exposición largos porque corres el riesgo de capturar el movimiento de la Luna y que esta se vea como una mancha borrosa en medio de la oscuridad.

Luna roja por eclipse total, por Steve Jurvetson

Foto: Steve Jurvetson


Adaptar la velocidad de obturación también implica cambios en la sensibilidad ISO para compensar la exposición y evitar que salga ruido en la imagen. Puedes empezar con una ISO 100 e ir subiendo con cuidado. Una apertura f/8 está bien para empezar, te proporciona una buena profundidad de campo para captar los detalles de la Luna.

Enfoque manual

Para conseguir el mayor nivel de detalle, tienes que enfocar de forma manual al infinito. Ayúdate del Live View de tu cámara para cerciorarte de que los detalles de la superficie de la Luna están bien enfocados.

Utiliza un trípode y un mando a distancia

Para que la superluna roja salga perfectamente nítida es imprescindible el uso del trípode, ya que puede soportar el peso del teleobjetivo acoplado a la cámara y mantener la imagen estable, cosa que sería muy complicada con la cámara a pulso.

El temporizador de la cámara o un mando a distancia también te ayudarán a reducir las posibles vibraciones que se producen a la hora de apretar el disparador. El mando inalámbrico Gloxy METi se puede utilizar a una distancia de hasta 5 metros sin cables, tiene avisos sonoros (que puedes desactivar si quieres) y una pantalla LCD que se ilumina, ideal para este tipo de situaciones.

Dispara en RAW

Como ya sabes, al disparar en RAW obtendrás fotos de mayor calidad que si dispararas en JPEG directamente y, sobre todo, te asegurarás de tener un mayor margen para corregir la exposición de tus tomas.

Crea una secuencia

Además de capturar a la superluna en pleno eclipse, también puedes darle un toque original a tus fotos creando una secuencia con las diferentes fases del eclipse. Para ello, solo tienes que hacer una foto cada cierto intervalo de tiempo en función del número de lunas que quieras incluir en tu montaje final, e integrarlas en una única imagen con un programa de edición.

Superluna roja en diferentes fases del eclipse

Foto: The National Guard


Fotografiar una superluna roja como la del 28 de septiembre es una oportunidad entre pocas, por lo que si quieres conseguir buenos resultados puedes ir practicando estos días y perfeccionar tu técnica haciendo fotos de la Luna. ¡No pierdas la ocasión!

¿Tienes algún otro consejo que aportar para capturar la superluna roja? Te animamos a que compartas tus propias fotos en los comentarios, ¡nos encantaría verlas!

Foto24


[vasaioqrcode]

[SlideDeck2 id=1831]

[powr-hit-counter id=a366bfbd_1517227031132]

227: 14 trucos para fotografiar la vía láctea con éxito

Si hay una modalidad que a la mayoría de los fotógrafos nos fascina es la fotografía nocturna, pero la realidad es que no siempre es fácil conseguir buenos resultados, ya sea por el equipo, por las condiciones climáticas o porque no tenemos la práctica suficiente. Hoy te voy a desarrollar 14 trucos para que por fin puedas conseguir fotografiar la vía láctea como siempre has querido.

Si pones en práctica estos trucos terminarás dominando esta modalidad, consiguiendo de este modo, fotografías de la vía láctea impactantes como las que ves en las revistas especializadas y te dejan con la boca abierta.

14 trucos para fotografiar la vía láctea

Para fotografiar la vía láctea no nos engañemos, es necesario una buena cámara. A mayor calidad, más probabilidades tendremos de obtener buenas fotografías de estrellas, si tienes una cámara réflex de gama media y un objetivo muy luminoso será suficiente. Ahora sí, estos serán los parámetros ideales para conseguir fotografiar la vía láctea con éxito.

1. Trabaja en modo manual

Aunque lo parezca, trabajar con el modo manual de nuestras cámaras no es difícil, además nos ayuda a conocer más las limitaciones y posibilidades de nuestra cámara. Cuando nos acostumbramos a trabajar con este modo y controlar por completo los parámetros que hacen posible obtener una buena exposición, difícilmente queremos volver atrás.


Foto: Thanasis Papathanasiou

Una vez lo hayas cambiado a modo manual (M) podrás modificar parámetros tan importantes como la apertura de diafragma o la velocidad de obturación, pero esos son puntos que desarrollaré a continuación.

2. Selecciona el enfoque manual

El enfoque automático es perfecto para muchas disciplinas, pero la fotografía nocturna no es una de ellas, si lo piensas bien tiene su lógica. A nuestra cámara le cuesta encontrar un punto para apoyar su enfoque y es por eso que no conseguirá enfocar justo donde nosotros queremos, que en este caso es la vía láctea. Si aún le tienes mucho respeto al enfoque manual, necesitas leer este post, ya verás como trabajar con este modo es más sencillo de lo que imaginabas

Elige a continuación el modo enfoque a infinito. Trabajando con la distancia hiperfocal conseguiremos que toda nuestra escena esté completamente nítida y por lo tanto, nuestra profundidad de campo será superior. Si quieres saber qué es exactamente la distancia hiperfocal, échale un vistazo a este post.


Foto: Olli Henze

Algunos objetivos, como los objetivos gran angular Irix, incluyen una marca en el anillo con la distancia hiperfocal, pero si tu objetivo no la incluye puedes probar a hacer tú mismo una marca usando una apertura de diafragma en concreto durante el día, así te podrías asegurar que es la distancia hiperfocal con la que quieres trabajar durante la noche.

Otra opción popular entre algunos fotógrafos especializados en fotografiar la vía láctea, es el uso de una linterna. Tendrías que iluminar con la linterna alrededor de 30 metros hacia adelante y la cámara encontraría un punto de enfoque en modo automático, a continuación cambia la opción del anillo a enfoque manual, con mucho cuidado de no mover el equipo porque si no perderías el enfoque, si trabajas con objetivo Irix solo tendrás que usar su bloqueo de enfoque. También puedes alumbrar un objeto que se encuentre a la distancia hiperfocal que querrás usar a continuación y enfocar. Sin embargo para poner en práctica esta opción deberías estar con alguna persona que te ayude a sujetar la linterna mientras enfocas, de lo contrario, creo que lo detrás un poco difícil.

Foto: Olli Henze

Por último, si tu cámara te da la posibilidad de trabajar con el modo Live View puedes usarlo. Tan solo tendrías que utilizar la función de control de enfoque en una estrella, para que la cámara la use como referencia de enfoque.

3. Trabaja con aperturas de diafragma máximas

Como ya sabrás la apertura de diafragma es un valor que nos permite regular la entrada de luz al sensor de nuestra cámara. Si partimos de esa base, debemos de tener en cuenta al fotografiar la vía láctea que lo normal es encontrarnos en completa oscuridad. Para que llegue más luz al sensor de nuestra cámara y que por lo tanto, los detalles no pasen desapercibidos, debemos usar la apertura de diafragma máxima que ofrezca el objetivo, ya sea f/1.6 como f/2.4.

Foto: Dualiti Photos

Usando la apertura máxima del objetivo conseguiremos inmortalizar la mayoría de estrellas y detalles del cielo, y en consecuencia una fotografía extraordinaria.

4. Usa velocidades de obturación lentas

A la hora de ajustar este parámetro debes tener en cuenta varios factores. En primer lugar, no puedes usar velocidades obturación excesivamente lentas, porque aunque no lo parezca, la tierra se mueve y los resultados serían similares a las fotografías circumpolares, en las que las estrellas pasan a ser estelas. Si quieres saber cómo conseguir fotografías circumpolares echa un vistazo a este post.

Otro factor que debes tener en cuenta es el sensor de tu cámara, no tendrás que usar la misma velocidad de obturación si se trata de un Full Frame que si es un APS-C. El uso de una distancia focal u otra también variará la velocidad de obturación que debes usar.

Este cuadro es el resultado de esta fórmula, la fórmula con la que poder encontrar la velocidad de obturación perfecta dependiendo de la distancia focal que estamos utilizando y el sensor de nuestra cámara, utilizar una fórmula u otra dependerá de lo que quieras hacer después con tu fotografía. Redondea los valores una vez hayas aplicado la fórmula. Si quieres realizar una impresión posterior de tus fotografías tendrás que usar la fórmula de 500 o incluso 400, porque es el modo más seguro para evitar ruido en las imágenes. Si quieres sencillamente hacer buenas fotos, te recomiendo que uses la fórmula con 600, porque aunque puede aparecer ruido, apenas se apreciará.

Si se trata de un sensor Full Frame deberías usar esta:

400 o 500 o 600/distancia focal = Tiempo de exposición

Si se trata de un sensor APS-C Nikon deberías usar esta:

400 o 500 o 600/(distancia focal x 1.5) = Tiempo de exposición

Si se trata de un sensor APS-C Canon deberías usar esta:

400 o 500 o 600/(distancia focal x 1.6) = Tiempo de exposición

Según esta fórmula la distancia focal que utilices para fotografiar la vía láctea, también influirá en la velocidad de obturación que usemos.


Foto: Lukas Schlagenhauf

Lo mejor en estos casos, es probar con el resultado que obtengas de esta fórmula y a partir de ahí hagas las variaciones que creas correspondientes.

5. Ten en cuenta la sensibilidad ISO

La sensibilidad ISO al igual que la apertura de diafragma, es un parámetro que nos permite modificar la cantidad de luz que entra al sensor de nuestra cámara. Pero concretamente la sensibilidad ISO es un factor que nos puede salvar a la hora de fotografiar la vía láctea, aunque siempre hay que ir con cautela porque el exceso de este parámetro puede provocar ruido en la imagen y no siempre es fácil reducirlo en la edición posterior. Si quieres saber más sobre el ruido digital, échale un vistazo a este post.

Foto: Barton Davis Smith

En principio, lo ideal es trabajar con sensibilidades ISO comprendidas entre 2000 y 4000, aunque deberás modificar el este parámetro en función de los resultados que consigas, pues no todas las cámaras son iguales y algunas empiezan a provocar ruido antes que otras.

6. Selecciona el formato RAW

Trabajar en formato RAW es la mejor forma de conservar hasta el último detalle de la escena con la que estás trabajando, aunque ocupe más espacio que el JPG, te recomiendo que lo uses. Si consigues una fotografía increíble de la vía láctea y no conservas todos los detalles del cielo, créeme que después lo lamentarás, siempre hay tiempo para comprimir o recortar una imagen.

Y si posteriormente necesitas editar la imagen, recuerda que será más fácil tratar una realizada en formato RAW que una tomada en JPG, puede ser que necesites eliminar algún detalle de la escena para que el resultado sea perfecto.

7. Cuida la composición de la imagen

Como con cualquier disciplina fotográfica, la composición de una fotografía es fundamental para obtener resultados exitosos y fotografiar la vía láctea no iba a ser menos. Añade a tu composición algún elemento u objeto, una montaña, una casa, un coche, lo que se te ocurra. No estás obligado que solo aparezca la vía láctea.

Foto: Siyamalan

Mientras más original seas, más posibilidades tendrás de que tu fotografía llame la atención al espectador y por lo tanto, destaques del resto. Eso sí, no te olvides nunca de las reglas de composición, para refrescar la memoria échale un vistazo a este post.

Otros consejos

8. La mejor época para trabajar

Dependiendo la época del año, será mejor salir a fotografiar la vía láctea o practicar fotografía nocturna en general, pues en los meses más fríos no solo es que de pereza abrigarse hasta las cejas, además de que puede ser más complicado adaptar el equipo al terreno, con la humedad se puede perder estabilidad y sujeción al equipo.

Los mejores meses para trabajar con esta disciplina comprenden de febrero a octubre, pero sin duda alguna es mejor trabajar en verano, hay más probabilidades de que no te encuentres un día nublado o lluvioso, lo ideal es que esté lo más despejado posible. Si quieres profundizar tu técnica en fotografías nocturnas en verano, lee este post.

Foto: Lukas Schlagenhauf

La parte más brillante de la vía láctea se encuentra entre las constelaciones de Sagitario y Escorpio pero no en todas las partes del mundo se aprecia ni en todas las épocas del año, ayúdate con las apps que desarrollaré más adelante.

9. Confirma el clima y tiempo que hará

No solo debes asegurarte de que te encuentras entre los mejores meses para trabajar con astofotografía, también debes asegurarte de que hará buen tiempo, es decir, que no va a llover o que no tendrás un cielo lleno de nubes que no te dejan fotografiar la vía láctea.

Foto: Jay Huang

Hoy en día existen apps y webs que te ayudan a conocer hasta el último detalle del tiempo, así que no será muy difícil encontrar el día perfecto para trabajar. Una de ellas es Forecast.io, encontrarás la versión en la web y para smartphone. Su nivel de acierto es sorprendente, así que puede ser un estupendo aliado.

10. Mejor sin luna

Aunque puedas creer que con una luna llena conseguirás fotografiar la vía láctea mejor, lo cierto es que no por una simple razón, la luna recibe el reflejo del sol y ese reflejo impide que ciertos detalles del cielo destaquen, multitud de estrellas pasarán desapercibidas.

Foto: Coconino National Forest

Es por eso que si has trabajado durante un día de luna llena se te hizo tan difícil conseguir un resultado óptimo, pues los detalles del cielo pasan inadvertidos.

11. Busca la localización perfecta

Como ya sabrás, no cualquier sitio es bueno para fotografiar la vía láctea o trabajar con astrofotografía en general. No solo debes buscar un lugar con oscuridad, sino que además, esté alejado de la contaminación lumínica. Busca localizaciones altas y muy alejadas de las ciudades, así tus fotografías de la vía láctea no se verán afectadas por la luz que desprenden las ciudades. Sin duda alguna, en las fotografías realizadas sin contaminación lumínica aparecerán más detalles y estrellas, que de otro modo hubieran pasado desapercibidas.

Foto: Raúl Pecharroman

Aunque tampoco debes agobiarte en este aspecto, podrás obtener fotografías de la vía láctea que quiten el hipo a pesar de la presencia de contaminación, puedes ver un claro ejemplo en la foto superior.

12. Planifica tus posibles disparos

Si tienes la posibilidad, visita la localización en la que trabajarás durante la noche mientras aún está el sol, puedes hacer pruebas antes y asegurarte de que conseguirás una composición y encuadre perfectos, porque aunque la noche es larga, no será suficiente mientras llegas colocas el equipo y ajustas los parámetros para obtener la fotografía perfecta.

13. Apps

Existen miles de aplicaciones gratuitas para tu smartphone diseñadas especialmente para trabajar con astrofotografía, pero en concreto, existe una para fotografiar la vía láctea llamada Photopills [NW- € 9,99]. Esta aplicación te ayuda a encontrar la localización exacta de la vía láctea, tan solo tendrás que colocar el smartphone mirando al cielo y la encontrarás. También te ayuda a saber dónde sale y se pone el sol.

Foto: Thanasis Papathanasiou

Otras opciones similares y bastante efectivas son Stellarium para móviles Android y Sky Guide para móviles iOS, con tan solo apuntar tu smartphone al cielo dispositivo encontrarás automáticamente constelaciones, planetas, satélites y mucho más.

Si quieres conocer más aplicaciones para smartphone que te ayuden a trabajar con fotografías de estrellas, no puedes perderte este post.

14. Edición

No todos los fotógrafos son partidarios de tratar las fotografías con un poco de edición, pero lo cierto es que en esta disciplina puede llegar a ser fundamental.

Puede ser que para conseguir una gran fotografía necesites acoplar una sobre otra y montar una panorámica fabulosa, o incluso necesites eliminar algún detalle del cielo que está fastidiando lo que sería una excelente fotografía, también es posible que modificando un poco el contraste consigas el resultado que llevabas mucho tiempo esperando. Esto lo dejo en vuestras manos y en el gusto de cada uno. Para ello puedes ayudarte con Lightroom o Photoshop.

Foto: Stephen Rahn

Equipo

Gran angular

Puedes usar el objetivo que tú creas oportuno, pero un objetivo gran angular siempre conseguirá hacer mejores fotos de paisajes, pues estos objetivos están especializados para abarcar mucho más de la escena, por eso los resultados que se consiguen en esta disciplina son más llamativos que los que conseguirías con un objetivo con distancia focal media.

Además de ser un objetivo gran angular, para asegurarte de que toda la vía láctea aparezca en tu fotografía, es necesario que sea un objetivo luminoso. Ten en cuenta que trabajarás prácticamente en la oscuridad y para conseguir una buena fotografía será necesario un objetivo capaz de recoger toda la luz posible de la escena. Ni que decir que apaguéis el flash de vuestra cámara.

Trípode

Mínimo tendrás que trabajar con velocidades de obturación de 24 segundos, aunque parezca poco, en ese periodo de trabaja la cámara debe permanecer en completa estabilidad, una sola vibración puede hacer que todo un día de trabajo sea en vano. Nuestra cámara necesita tiempo para recoger la mayor cantidad de luz posible, porque como digo trabajaremos en la oscuridad, por eso lleva contigo un trípode que aporte una buena estabilidad a tu equipo. Y si tu trípode tiene gancho en la columna central, plantéate incluso acoplar peso adicional, así ganarás en estabilidad, ideal sobre todo en días con rachas de viento.

Disparador

Este accesorio está directamente relacionado con lo que acabo de comentar, si vamos a usar tiempos de exposición de alrededor de 24 segundos, lo ideal es que nuestro equipo se mantenga estable y sin vibraciones, en el momento que nosotros pulsamos el botón disparador, estamos transmitiendo vibraciones que se verán reflejadas en tu fotografía.

Para que no desperdicies toda una noche de trabajo, no te la juegues, usa un disparador remoto con el que puedas controlar la configuración de la cámara sin tener que tocarla.

Foto: Michael Seeley

Espero que todos estos consejos te ayuden a conseguir fotografías como las que he puesto de ejemplo a lo largo de este post. Conseguir excelentes fotografías de la vía láctea no es complicado con estos trucos, compruébalo yéndote esta misma noche ¡ya verás que fotos consigues! No te olvides de compartirlas con nosotros aquí o en nuestras redes sociales.

Escrito por https://eclypseastronomy.foto24.com/author/lourdes/

Viajera empedernida con cámara siempre en mano. Colaboradora en la revista Super Foto Digital. Departamento de Contenidos en Foto24.

Foto24

[vasaioqrcode]

[SlideDeck2 id=1831]

[powr-hit-counter id=70baa784_1513256303601]

 

 

144: Teleobjectiva catadióptrica Gloxy 900mm f/8

 

Está decidido, acabei de me preocupar na compra de um segundo telescópio para exclusivamente fotografar a Lua e vou optar pela teleobjectiva acima mencionada em título, um produto novo mas cuja marca merece absoluta confiança pelas provas já dadas no mercado, sendo possuidor de vários acessórios e objectivas macro Gloxy.

Assim, esta teleobjectiva passará a fazer parte das minhas futuras sessões lunares.

Gloxy fez isso de novo, tendo-nos deixado com a boca aberta com o seu novo lançamento, a super teleobjectiva Gloxy 900mm pronta para trazer astrofotografia e fotografia da natureza para todos os fotógrafos, sejam eles amadores ou profissionais, pois a relação qualidade/preço não deixará ninguém indiferente. As lentes de teleobjectiva são muito caras e, quando excedem os 500mm, esse preço é ainda mais exorbitante, mas este não é o caso da super-teleobjectiva Gloxy 900mm,  mantendo um preço económico sem ver a qualidade afectada.

Características:

  • Nova lente de teleobjectiva Gloxy com 900mm de distância focal 
  • Compatível com câmaras Canon com sensor APS-C ou Full Frame 
  • Super-teleobjectiva com uma excelente relação qualidade / preço 
  • Ideal para trabalhar com astrofotografia, natureza, pássaros e vida selvagem 
  • Revestimento em múltiplas camadas para evitar reflexões e alargamentos 
  • Construção selada e compacta, facilidade de uso 
  • Ideal para trabalhar com macro fotografia com a sua distância de focagem mínima

A super-teleobjectiva Gloxy 900mm foi concebida para trabalhar especialmente com disciplinas fotográficas que precisam ir ainda mais longe, como a astrofotografia, a natureza, a vida selvagem, as aves e até mesmo os desportos, pois, com esta objectiva, não só conseguir-se-á cenas de primeiro plano que se encontram muito perto, assim como muito longe, mas também onde se poderá ver os detalhes mais imperceptíveis, podeendo capturar todas as crateras da lua! Também será a objectiva perfeita quando se pretende trabalhar com animais selvagens durante um safari sem pôr em perigo a própria integridade física, sendo tudo vantajoso!

Especificamente, este modelo é compatível com câmaras Canon com sensor APS-C e Full Frame, uma vez que um adaptador T2 para montagens Canon está incluído gratuitamente. Também estão incluídas as tampas de trás e frontal da lente, juntamente com uma capa protectora para transportá-la confortavelmente durante as viagens. A lente Gloxy 900mm consiste em 8 elementos divididos em 8 grupos, para evitar possíveis aberrações e reflexos cromáticos, de modo que a qualidade das fotos sejam sempre impecáveis. A lente também possui um revestimento multi-camada que evita reflexos.

Outra vantagem que incorpora esta teleobjectiva Gloxy 900mm é que não só será ideal para trabalhar com as disciplinas fotográficas comentadas anteriormente, mas também será perfeita para retratos e fotografia macro, sim, sim, pode ler macrofotografias! Como isso é possível? Bem, ela foi projectada com uma distância mínima de aproximação de 2 m, para que possa chegar tão perto do motivo principal da foto e vai apreciá-lo até ao último detalhe, sem gastar uma fortuna!

Quanto à construção exterior da lente Gloxy 900mm, há a destacar que não é como as teleobjectivas convencionais do mercado, e isso tem um porquê. Normalmente, eles são muito mais bombásticos, mas esta objectiva tem um design compacto para que seja mais manejável, sendo o seu uso muito mais confortável. Também possui um design selado para evitar a entrada de poeira e sujeira. Se é um fotógrafo um pouco descuidado, não se preocupe! Esta teleobjectiva é projectada para permanecer sempre em perfeitas condições.

Gloxy 900mm f / 8.0 Telephoto Mirror Canon O que está incluído?

  • Telefoto 900mm f / 8
  • Adaptador de montagem Canon T2 
  • Frente e tampa traseira 
  • Capa

Irá fazer companhia às outras super-teleobjectivas que possuo da marca Samyang, 500mm e 650-1300mm e não esquecendo que com o conversor 2x Dörr, estas distânias focais duplicam para 1000, 1300, 1800 e 2600mm.

Teleobjectiva Samyang 500mm com conversor 2x Dörr (1000mm)


Super-teleobjectiva Samyang 650-1300mm com conversor 2x Dörr (1300-2600mm)



[vasaioqrcode]

[SlideDeck2 id=1831]

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

[powr-hit-counter id=b7ccc239_1508250769006]

 

41: Cómo fotografiar un eclipse solar: claves básicas

(ARTIGO EM ESPANHOL)

Claves básicas para fotografiar un eclipse solar

1. Ten cuidado con los ojos

Sin lugar a dudas la fotografía es muy importante, pero nunca tanto como para poner en riesgo tu salud. Por eso es muy recomendable que te protejas los ojos con unas gafas especiales. Si a pesar de todo has decidido fotografiar el eclipse sin llevar las gafas adecuadas nunca mires al Sol directamente y hazlo siempre a través de la pantalla LCD de tu cámara. Tampoco mires nunca a través del visor de la cámara ya que eso podría dañarte la vista.

2. Utiliza un filtro de densidad neutra

Durante un eclipse solar la intensidad de la luz es tan alta que exponer directamente el sensor de tu cámara podría dañarlo. Para evitar esto utiliza un filtro ND de densidad neutra de 5 pasos. Además del efecto de protección estos cinco pasos menos de luz te ayudarán a lograr la exposición correcta para que tu foto no salga sobreexpuesta ya que de otro modo necesitarías tiempos de en torno a 1/4000, que no están disponibles en todas las cámaras.

Un filtro ideal para situaciones con una iluminación intensa es el Gloxy ND2-ND400 Variable, ya que resta luz al objetivo como si cerrases hasta nueve pasos de diafragma. Está disponible para varios diámetros.

filtro_gloxy_estuche_400pxRecuerda que los filtros para fotografía que rosques sobre tu lente no están diseñados para proteger la vista y no cumplen este cometido, así que aunque estés empleando uno o varios filtros de densidad neutra o de cualquier otro tipo no mires nunca por el visor.

3. Elige la exposición correcta

Los parámetros estándar para fotografiar un eclipse parcial de Sol mientras utilizas un filtro de densidad neutra de cinco pasos son:

  • ISO 100: Que te permite garantizar la mayor calidad posible de la imagen sin que aparezca ruido.
  • f/8: Un diafragma intermedio que te garantiza la mayor calidad de tu objetivo y es el que se conoce como “punto dulce”, además garantiza que tendrás bastante profundidad de campo.
  • 1/125: La velocidad adecuada cuando empleas los dos valores anteriores un ND de cinco pasos.

Aunque los valores ISO 100, f/8, 1/125 y filtro ND 5 pasos son una orientación bastante precisa, pueden variar según como se encuentre de avanzado el eclipse. En ese caso, modifícalos para lograr una toma correcta.

En un eclipse solar la Luna oculta totalmente al Sol. © NASA Goddarrd Space Flight Center

4. Prepara el equipo necesario

Además de un filtro de densidad neutra, necesitarás un teleobjetivo del mayor rango focal posible, que puedes combinar con un duplicador de focal que te permitirá acercarte mucho a la escena y realizar una toma espectacular.

Los súperteleobjetivos Samyang 800mm, 500mm y 650-1300mm son ideales para la astrofotografía gracias a su amplio rango focal, que podrás multiplicar con la ayuda del duplicador adecuado.

super-teleobjetivo-zoom-samyang-650-1300mmNo te olvides de llevar un trípode estable capaz de aguantar sin problema el peso de tu cámara con el teleobjetivo, y un cable disparador. Estos dos accesorios te resultarán indispensables ya que una velocidad de 1/125 resulta insuficiente a la hora realizar tomas a pulso con un teleobjetivo. Además la cámara sobre el trípode te evitará mirar directamente al Sol.

Para aguantar un teleobjetivo grande y pesado hay que buscar un trípode estable y con gran capacidad de carga que garantice la seguridad del equipo. El Gloxy GX-T6662A será tu mejor aliado: soporta hasta 10 kilos.

tripode-gloxy-gx-t6662aUtilizar un mando inalámbrico te permitirá hacer fotos a distancia, olvidándote de cables y asegurándote una perfecta nitidez al no tener que tocar la cámara para disparar. Una opción eficaz y económica es el nuevo mando intervalómetro inalámbrico Gloxy METi,  disponible para Canon, Pentax, Nikon, Panasonic, Sony,Sigma, Olympus, Fujifilm, Samsung y dispositivos iOS.

mando-intervalometro-inalambrico-gloxy-metiHay un accesorio que puede interesarte mucho más para hacer fotografías de eclipses solares, es el disparador Miops.  Actúa tanto como un disparador de tu cámara, así como con tu flash de zapata y podrás manejarlos desde tu smartphone. Diseñado con tres sensores: luz, sonido y láser, es decir, podrás trabajar cómodamente desde el compañero más fiel que tenemos, nuestro smartphone:

5. Consigue tomas diferentes

Una vez que ya tengas la foto en primer plano de la luna cubriendo parcialmente el Sol puedes apostar por otro tipo de tomas menos comunes. Si preparas antes una localización de paisaje puedes incluir también una toma con un objetivo angular donde el eclipse forme parte del encuadre. La sombra a través de las hojas de los árboles y los contraluces también son una buena manera de aprovechar este evento. Incluso si quieres rizar el rizo y lo tuyo son los retratos podrías combinar la exposición correcta de la luz ambiente (como te explicamos en el punto tres) con un toque de flash que rellene al modelo que coloques de espalda al Sol.

La teoría sobre cómo fotografiar un eclipse solar ya la sabes, ¡solo falta que te pongas manos a la obra! Recuerda contarnos en los comentarios qué tal ha sido la experiencia, también puedes enseñarnos tus fotos, ¡nos encantaría verlas!

Fotografía destacada: © Alex Polezhaev.

Foto24
por Daniel Santos Megina
4 Marzo, 2015, 11:12

Escrito por Daniel Santos Megina

Periodista científico, tecnológico y medioambiental, también fotógrafo profesional de naturaleza y reportaje. Colaborador habitual de las revistas “Muy Interesante”, “Superfoto digital” y “Grandes Espacios”, además de hacer trabajos como freelance para diversos proyectos editoriales, exposiciones, reportajes de encargo y publicidad. Fotógrafo galerista permanente de la Galeria de arte “Punto Ciego”.

[SlideDeck2 id=30]

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

[powr-hit-counter id=04a7ae9e_1502712841287]

 

36: 16 consejos sobre cómo fotografiar la luna

Se acerca una de las mejores temporadas para dedicar toda nuestra atención y entusiasmo a la astrofotografía y por consecuente una de las mejores épocas para fotografiar las estrellas, no solo porque ahora tendrán lugar acontecimientos como las Líridas o la lluvia de meteoritos Eta Acuáridas, sino porque además se puede estar en el exterior a altas horas de la madrugada sin tener que congelarnos de frío, por lo tanto podemos fotografiar la luna mejor que en cualquier época del año.

Los que habéis intentado hacer fotografías de la luna ya lo sabréis, pero hacer fotografías de calidad a nuestro satélite no es nada sencillo, porque casi con total seguridad, la imagen resulta quemada o apenas se aprecian los detalles. Pero entonces ¿cómo fotografiar la luna? Sigue leyendo atentamente, pues te voy a desarrollar los 16 consejos para hacer fotografías a la luna.

16 consejos sobre cómo fotografiar la luna

La gran dificultad que conlleva fotografiar la luna, radica en evitar que se nos queme la imagen y que por lo tanto sus manchas, cráteres y detalles estén intactos en nuestras fotografías. Si ya lo has intentado en otras ocasiones, seguro que te has llevado alguna que otra decepción, bien porque la luna parecía un punto blanco en el cielo o bien porque no se apreciaba ningún detalle.

Aunque creas que fotografiar la luna es una ardua tarea, realmente no lo es. Tan solo hay que poner en práctica estos consejos, saber escoger el momento perfecto y tener el equipo adecuado.

La luna es el satélite que nos acompaña cada noche, por lo tanto no desesperes, podrás poner en práctica estos consejos y mejorar tu técnica siempre que quieras.

Tipo de fotografía

Antes de llegar al lugar donde vas a trabajar y ponerte a disparar al cielo, tienes que plantearte qué tipo de fotografía quieres hacer, es decir, cuál es el resultado que estas buscando con esta sesión de fotografía.

Luna como protagonista

En este caso, en nuestra fotografía solo aparece la luna, por lo tanto hay que intentar conseguir el mayor número de detalles de la luna para que nuestra fotografía tenga algo que transmitir al espectador. La complicación de este tipo de fotografías es conseguir que la imagen no resulte quemada, porque aunque la luna no produzca luz por sí misma, la luz del sol refleja en ella y a efectos prácticos es normal que se nos queme la imagen si no usamos los parámetros adecuados.

Para poner en práctica este tipo de fotografías es importante conocer la fase lunar en la que nos encontramos o en la que nos encontraremos el día que quieras realizar la sesión de fotografías. Se suele pensar que el mejor momento para fotografiar la luna se da cuando esta está llena, y nada más alejado de la realidad. Al reflejar sobre la luna tanta luz proveniente del sol, lo más probable es que nuestra imagen se queme y no consigamos más que un punto blanco. Lo ideal es fotografiar la luna un día antes o un día después de estar la luna llena.

Luna como elemento compositivo

Otra forma de hacer partícipe a la luna en nuestras fotografías es que esta sea un elemento compositivo de la escena, pero no la protagonista absoluta. Es una buena forma de conseguir mejores fotos en disciplinas como la fotografía de paisaje, pues podemos darle un carácter fuerte y mucho más marcado a nuestros trabajos, en definitiva, que tengan algo más que contarnos.

Para este tipo de fotografía, la preparación y planificación debe ser mayor que la primera propuesta, porque a pesar de que tienes toda la noche para disparar, la luna se mueve, de modo que si ya tienes preparadas más o menos tus capturas, será una noche mucho más productiva. Ten en cuenta la composición que te gustaría conseguir, el encuadre y lo que es más importante: dónde sale y dónde se pone la luna.

Si te gustaría obtener fotografías de paisaje con una luna aparentemente más grande, hay un truco que no es más que un efecto óptico, pero muy práctico. Consiste en colocar la luna en el horizonte de la escena, cuando aún no ha termina de aparecer o de ocultarse. Como te digo no es más que un efecto óptico pero en nuestras fotografías dará la sensación de que su tamaño es mayor.

Parámetros del equipo

A diferencia de otro tipo de disciplinas no hay una ciencia exacta para fotografiar la luna ya que dependerá de la época del año, la fase lunar, el lugar en el que te encuentres y tu propio equipo. Pero para que no comiences a trabajar a ciegas, guíate con los siguientes parámetros y cámbialos dependiendo de los resultados que buscas.

1. Trabaja con la distancia focal máxima

Aunque esto también dependerá del tipo de fotografía de luna que quieras conseguir, lo ideal es utilizar la distancia focal máxima que te ofrezca tu teleobjetivo, para que los detalles más significativos de la luna no se pierdan.

Con un objetivo de distancia focal fija de 50 mm, aparecerá más o menos, como la ven nuestros ojos en la realidad, es decir, la luna aparecerá como un punto blanco en el cielo, sin más, sin detalles y probablemente quemada y eso, es precisamente lo que queremos evitar cuando hacemos fotografías de la luna. Mientras que con un gran angular se apreciaría aún más pequeña.

Si decides que la luna debe ser la absoluta protagonista de tu fotografía, debes plantearte incluso el uso de un duplicador, para que puedas llenar todo el encuadre de la imagen.

2. Usa una apertura de diafragma media

Si hay algo que todos buscamos al fotografiar la luna, es capturar nitidez en esta, los detalles y cráteres es lo que la hace más interesante, y ahí la apertura con la que trabajemos tiene mucho que ver.

De modo que, lo ideal es trabajar con el punto dulce de nuestro objetivo y ajustar la sensibilidad ISO y la velocidad de obturación hasta conseguir un resultado óptimo. Pero, ¿cómo saber cuál es el punto dulce de mi objetivo? En nuestro post qué es el punto dulce de un objetivo y cómo encontrarlo podrás resolver tus dudas.

Lo más normal es que tengas que usar aperturas medias que comprendan desde f/8 a f/11, aunque como ya he dicho dependerá de muchos factores los parámetros con los que conseguir la fotografía perfecta. Con aperturas de diafragma mucho más amplias lo más probable es que la luna pierda nitidez.

3. Usa una velocidad de obturación media

Aunque parezca que la luna apenas se mueve durante la noche, lo hace y bastante. Es por eso que si alguna vez has intentado fotografiar la luna con velocidades de obturación lentas, tus imágenes han resultado borrosas o con trepidaciones, incluso trabajando con un trípode. Sin embargo si utilizamos velocidades de obturación muy rápidas obtendremos fotografías demasiado oscuras.

Te recomiendo que para fotografiar la luna correctamente uses velocidades de obturación medias, para empezar estaría bien disparar a 1/125 segundos, y de ahí hacer variaciones según creas conveniente.

4. Trabaja con ISO al mínimo

Como ya sabrás, la sensibilidad ISO puede ser un gran aliado cuando trabajamos en condiciones de luminosidad bajas, pero a mayor ISO, mayor ruido en nuestra fotografía, es decir, perderemos calidad. Y eso es justo lo que queremos evitar a la hora de fotografiar la luna.

Lo ideal para fotografiar la luna es trabajar con la sensibilidad ISO más baja, sobre todo si quieres fotografiar únicamente la luna, pues sobre la luna se reflejará suficiente luz como para obtener una buena imagen. Si quieres que la luna forme parte de una composición quizás tengas que modificar un poco el valor, pero lo recomendable es usar la sensibilidad ISO más baja.

5. Utilñiza la medición puntual

Si dejamos la medición en manos de nuestra cámara, esta tomará como referencia el negro del cielo, y por lo tanto, la luna pasará a estar en un segundo plano. Por eso deberás utilizar una medición puntual y medir sobre la Luna, ya que queremos mantener el detalle de las manchas. Para conocer en profundidad los modos de medición que existen echa un vistazo a este post.

De este modo, obtendrás una medición de la luz de la luna correcta y que destaque en la escena.

6. Si trabajas con una DSLR, bloquea el espejo

En el post sobre conseguir fotografías más nítidas, ya comenté que una buena opción era bloquear el espejo de nuestra cámara réflex digital, pues el movimiento que produce la cámara cuando va a tomar la fotografía, puede provocar que aparezcan vibraciones indeseadas.

En este caso estaremos trabajando con un teleobjetivo, con un peso superior y en el que cualquier movimiento puede fastidiar toda una jornada de trabajo. Así que, aunque estés trabajando con un disparador remoto y un trípode, lo ideal es que bloquees el espejo de tu cámara.

7. Enfoca a infinito

Como suele pasar en astrofotografía, lo ideal es enfocar a infinito pues las estrellas y la luna se encuentran demasiado alejados de nosotros y la cámara se puede volver loca enfocando en modo automático, más si cabe, siendo de noche.

Si tu problema es que no te atreves a trabajar con enfoque manual, puedes perderle el miedo con este post. Si aún así tu cámara no te lo permite, puedes enfocar al objeto más alejado que tengas a tu alrededor y a continuación, manteniendo ese enfoque, dispares a la luna.

8. Trabaja en RAW

Lo más probable es que cuando acabes tu sesión de fotografías de la luna, quieras hacer una serie de retoques a las mejores fotos que has conseguido durante la noche, como modificar en el encuadre o la exposición.

De modo que lo ideal es trabajar con formato RAW, será mucho más fácil editar nuestras fotografías y no nos perderemos los detalles más importantes.

Algunos consejos

9. Repasa el histograma

Es complicado saber si estamos tomando buenas fotografías de la luna por mucho que las repasemos. Una forma muy meticulosa para averiguarlo es comprobándolo con el histograma de nuestra cámara.

Con el histograma podrás ver la zonas de la fotografía que han quedado quemadas, lo que en fotografías de la luna es un verdadero problema, teniendo en cuenta que nuestro objetivo es mostrar el mayor número detalles posibles.

Si no tienes muy claro qué es el histograma o cómo se utiliza, ayúdate con nuestro post.

10. Usa el modo live view para asegurarte que quedó enfocado

Seguramente ya hayas escuchado antes hablar del modo Live View o incluso lo has utilizado en varias ocasiones. es una herramienta perfecta para saber si estas enfocando la escena al completo o si hay partes que han quedado desenfocadas.

El modo Live View es un sistema con el que las cámaras réflex permiten ver en la pantalla LCD la escena en lugar de en el visor.Te ayudará a tener una perspectiva más amplía de la escena, pudiendo ver los detalles más imperceptibles, que de otro modo sería imposible de apreciar.

11. Ten en cuenta las fases lunares

Debes de tener en cuenta la fase en la que se encuentra la luna o en la fase que se encontrará en la fecha que vayas a realizar tu sesión de fotografías de la luna porque los resultados pueden variar drásticamente si la luna está llena o está menguante.

Hay muchas formas de conocer la fase en la que se encuentra la luna, lo más probable es que aparezca en cualquier calendario que tengas por casa. Aunque si eres más minucioso y necesitas mayor precisión no solo en la fase en la que se encuentra, sino también sobre las horas en las que la luna sale o se pone, puedes ayudarte mediante páginas web o con aplicaciones móviles.

Te recomiendo que explores más allá de la luna llena, puedes conseguir fotografías de luna muy interesantes y atractivas en el resto de fases lunares.

12. Busca lugares oscuros (al menos cuando empieces)

Será mucho más fácil trabajar cómodamente en lugares apartados de la ciudad, además tendrás más posibilidades de hacer pruebas durante la noche sin que ningún edificio te moleste.

Y ni que decir que será más fácil capturar los detalles de la luna y las estrellas, de los que venimos hablando a lo largo de este post.

Cuando ya tengas más experiencia y práctica en lo que a fotografías de la luna respecta, podrás probar hacer tus sesiones de fotografía de luna en la ciudad, encontrar los valores apropiados no te llevará tanto tiempo como al principio.

13. Trabaja con cielos despejados o no

Es cierto que cuando empezamos a capturar las primeras imágenes de la luna, queremos que se vea en todo su esplendor, por el eso los cielos despejados en nuestros primeros tiros son lo ideal.

Sin embargo trabajar durante la noche con algunas nubes que cubran la luna, también puede tener un efecto interesante en nuestras fotografías, como te digo todo es probar.

14. Prueba con fotos secuencia de la luna

Si ya has conseguido fotografiar la luna con resultados nada desdeñables y quieres dar un paso más allá, ser más creativo, hacer fotografías secuencia de la luna puede ser una gran alternativa.

Será una manera eficaz para destacar del resto y tan solo tiene un proceso de edición, pues solo tendrás que montar una imágenes sobre otras y el resultado sería algo similar a esto.

15. Evita el estabilizador de imagen del objetivo si lo tuviera

Algunos objetivo incluyen un estabilizador de imagen, perfecto en ocasiones que necesitas prescindir del trípode, pero en este caso, el estabilizador de imagen puede producir justo el efecto contrario.

Puede provocar pequeñas vibraciones en nuestro equipo que es mejor evitar.

16. Incluye elementos de la naturaleza en tu imagen

Para que nuestras fotografías de la luna no resulten aburridas al espectador, puedes incorporar elementos de la naturaleza a tu imagen, como árboles, plantas y demás, aunque también puede ser una buena opción incorporar edificios u otro tipo de construcciones.

Equipo

Es fundamental tener un equipo específico que te respalde a la hora de hacer fotografías a la luna. Y ese equipo debe constar de:

Teleobjetivo

La luna se encuentra muy, pero que muy, alejada de nosotros, por eso si habías intentado en otra ocasión hacer fotografías de la luna con otro tipo de lente u objetivo, no conseguirías los resultados que esperabas. Cualquier teleobjetivo debería servir, aunque también es cierto que a mayor distancia focal, mayor posibilidad tendrás de mostrar los detalles tan peculiares que tiene la luna. Entre 300mm hasta 600mm podría estar bien, aunque la distancia focal con la que podrás trabajar de forma cómoda el encuadre de tus fotografías de luna sin perder los detalles y relieves de los que te hablaba, es un teleobjetivo con distancia focal fija de 500mm. Este tipo de teleobjetivo ofrece una imagen de la luna completa, equivalente a 5 mm de diámetro en el sensor de tu cámara.

Gloxy 500mm f/6.3

Un buen ejemplo de ello es el teleobjetivo Gloxy 500mm f/6.3, un objetivo ideal para trabajar en todo tipo de disciplinas, además de astrofotografía, como puede ser la fotografía de deportes, fotografía de aves, fauna salvaje, naturaleza y mucho más. Tiene una relación calidad-precio que difícilmente se puede discutir.

cómo fotografiar la luna y equipo necesarioGloxy 500-1000mm f/6.3

Si crees que a ti los 500mm de distancia focal se te quedan cortos, no desesperes, este añade un duplicador 2x para que dobles la distancia focal de tu equipo, es decir, podrás trabajar con hasta 1000mm ¡ni que decir que no habrá ni un solo detalle que se le escape a tu equipo! Podrás centrarte en los detalles como los cráteres o manchas de la luna.

Mando

Una vez hemos bloqueado el espejo de nuestra cámara, si lo tuviese, quitado el estabilizador de nuestro objetivo y acoplado el equipo en nuestro trípode, solo nos queda trabajar con un disparador remoto.

El movimiento que se produce en nuestro equipo con tan solo pulsar el botón disparador de nuestra cámara, provoca que las fotografías de todo una noche hayan sido capturaras en vano. No te la juegues e incorpora en tu equipo un mando disparador, no solo evitarás vibraciones en tus fotografías, sino que además tendrás mayor libertad de movimiento pudiendo hacer fotografías desde la distancia.

Trípode

Trabajar con trípode en esta disciplinas es fundamental, y lo pongo en negrita porque no es un accesorio que puedas excluir de esta sesión de fotos porque te resulte una molestia llevarlo contigo hasta el lugar donde vas a trabajar. Dará igual lo lejos que te vayas o lo buena que sea tu cámara, si no cuentas con un trípode que te respalde, no vas a conseguir fotografías de la luna de buena calidad.

Tendrás problemas de trepidación y como resultado, fotografías borrosas. Actualmente en el mercado existen miles de alternativas con diferentes características y prestaciones, pero para que no te pases la tarde buscando un buen trípode.

Como ves, no es tan complicado fotografiar la luna de manera profesional, así que prepara tu equipo y empieza desde hoy mismo a poner en práctica estos consejos. Si se te ocurre algún consejo más no dudes en compartirlo con nosotros ¡Estamos deseando ver tus fotografías de la luna! Compártelas con nosotros en nuestras redes sociales.

Foto24

Escrito por Lourdes Olmedo

Viajera empedernida con cámara siempre en mano. Colaboradora en la revista Super Foto Digital. Departamento de Contenidos en Foto24.